lunes, 20 de julio de 2015

CABO SEGUNDO ANDRES DE JESUS GARCES

La excelente y espectacularmente lograda fotografía por  HÉCTOR RONDÓN, muestra los últimos instantes del CABO ANDRÉS DE JESÚS GARCÉS, socorrido por el sacerdote y Capellán Naval, MONSEÑOR LUIS  MARÍA PADILLA,   a quien alcanzó a decirle "ayúdeme padrecito",  es una representación gráfica del cumplimiento del deber de dos personajes, un soldado defendiendo la democracia y un religioso en su gran misión espiritual. Este evento ocurrió durante los sucesos de EL PORTEÑAZO, en Junio de 1962.

El CABO SEGUNDO ANDRÉS DE JESÚS GARCÉS, era plaza del BATALLON DE INFANTERIA  PIAR Nro 20, (años después  Nro 31 y 131), específicamente de la Primera Compañía de Fusileros, luego de su muerte este soldado y otros más, estuvieron sepultados en un cementerio que había en el propio Campo de Carabobo y fue desenterrado en Enero de 1971, a consecuencia de que se estaban haciendo los trabajos del Sesquicentenario de la Batalla de Carabobo para remodelar el Campo y convertirlo en lo que es hoy.

Su féretro y el de otros dos soldados, también fallecidos en Puerto Cabello,  fue llevado hasta el FUERTE TEREPAIMA, donde se llevó a cabo una  ceremonia religiosa, presidida por el Padre Roa, Capellan del Batallon,   para ser entregados con los restos a sus familiares, quienes los trasladaron hasta Falcón,  donde le dieron sepultura definitiva.
El Sub-teniente Roberto Isaac Cura Maiorana, también plaza del Batallón Piar, fue uno de los Oficiales heridos en esos enfrentamientos, formaba parte como Comandante de Pelotón, de la Compañía del Batallón  que fue enviada a combatir en Puerto Cabello.  

La fotografía dio la vuelta al mundo y ganó el Premio Pulitzer para Héctor Rondón y el Patio de Armas del Fuerte Terepaima en Barquisimeto y sede del Batallón de Infantería Piar Nro 31, fue bautizado con el nombre del CABO SEGUNDO ANDRÉS DE JESÚS GARCÉS, en su memoria y como recuerdo que fue un héroe que ofrendó su vida en defensa de la democracia de su país. 

ambién   es     menester    recordar    que   el     SUB- TENIENTE   LUIS     ANTONIO       RIVERO SANOJA,   (Prom Pedro León  Torres.  1960),    murió    en  esa  refriega,  era    el   Comandante  del Pelotón   del    BATALLÓN  CARABOBO   41,  que  fue   aniquilado  en el sitio conocido como  LA ALCANTARILLA, de Puerto Cabello.                                                                                                                                             
En FUERTE MURACHÍ , Vega de Aza,   Estado Táchira, en la entrada inmediatamente después de la prevención, hay o había una placa recordatoria en honor a estos  héroes, quienes entregaron su vida en defensa  de la democracia. Recordemos que el alzamiento del PORTEÑAZO, fue gestado  y realizado por la izquierda venezolana  en complicidad con Oficiales de la Armada de esos años y muchos de sus participantes se fueron a los frentes guerrilleros a integrarse a la lucha armada, que no tuvo éxito motivado a la férrea voluntad de la Fuerzas Armadas que con su tezón y disciplina lograron derrotarlos en el campo militar. 

Eso es historia, no es mentira.