sábado, 28 de noviembre de 2009

CAPITULO I "HA SONADO LA PAZ"

“La población es a las Guerrillas como el agua al pez.”


MAO-TZE-TUNG




“Si la población se censa casa por casa, si a los colaboradores se les inmoviliza con la ubicuidad de las tropas y si conocemos en las actitudes del hombre sus intenciones, el pez irremisiblemente se asfixiará en el agua”
CAMILOTE







De los periodos en que se dividen los 17 años de Operaciones Anti-guerrilleras.
La guerra subversiva en Venezuela la podemos dividir en seis (6) grandes períodos:
A. El de las condiciones previas:
Comprendido entre la caída del Gobierno del GENERAL MARCOS PEREZ JIMÉNEZ en 1.958, y los alzamientos de la GUARNICION DE CARÚPANO el 4 Mayo de 1.962 y la BASE NAVAL AGUSTÍN ARMARIO DE PUERTO CABELLO durante el 2 de Junio del mismo año.

B. El del Auge Guerrillero:
Este segundo período se inicia en 1.962 con la acción de las Bandas Armadas en Febrero de 1.962, en las cercanías de SANTA CRUZ DE BUCARAL, en el Estado Falcón y termina con la disminución de la actividad de las bandas y la división del PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA, hecho que sucedió durante el año 1.964.

C. El gran fraccionamiento de los Partidos de Izquierda.
Constituye el tercer período y se inicia a partir de 1.964, con la separación del PARTIDO COMUNISTA de las FAL y FLN y la aparición del MOVIMIENTO DE IZQUIERDA REVOLUCIONARIA (MIR) y el pronunciamiento del TERCER CONGRESO DEL PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA, de eliminar la insurgencia armada como medio para alcanzar el poder.

D. El Foquismo:
Durante este cuarto período DOUGLAS BRAVO Y LUBEN PETKOFF, se separan de la Comandancia de las FALN y fundan los Frentes Guerrilleros JOSE LEONARDO CHIRINOS en el Estado Falcón, EZEQUIEL ZAMORA en el estado Miranda con las siguientes columnas:
· Columna SIMON BOLIVAR al mando del TTE (r) NICOLAS HURTADO BARRIOS, operando en LARA Y PORTUGUESA.
· Columna JOSE LEONARDO CHIRINOS, al mando de FRANCISCO PRADA BARAZARTE, operando en FALCON, YARACUY y COJEDES.
· Columna ARGIMIRO GABALDON, al mando de LUBEN PETKOFF, operando en los Estados BARINAS, TRUJILLO y PORTUGUESA.
· Y la Columna ANTONIO JOSE DE SUCRE, controlada por el MIR y operando en el ORIENTE del país.

Se caracteriza esta época porque cada Jefe Guerrillero trata de conducir las operaciones Político-Militares de manera independiente en cada región donde actuaba, traduciéndose esto en derrota tanto en el campo militar como para el control del territorio liberado. Este período se inició en Marzo de 1.968 y concluyó aproximadamente para mediados de 1.971 con el DECRETO DE PACIFICACIÓN DEL PRIMER GOBIERNO DE RAFAEL CALDERA y el nacimiento del Partido MAS.

E. La Pacificación.
Se inicia en 1.971 con el DECRETO DE PACIFICACIÓN y termina en 1.980 con la PACIFICACIÓN TOTAL del PRESIDENTE LUIS HERRERA CAMPINS, se caracteriza este período porque casi todos los Jefes Guerrilleros como DOUGLAS BRAVO, JULIO ESCALONA, RAMON ELEGIDO ZIBADA etc., se acogen a la pacificación deponiendo las armas y resultando el país en una situación de paz política y de aparente prosperidad, también se observa que el Partido MAS adopta la tesis electoral, la cual propugna que es viable la toma del poder para ir al socialismo y luego al comunismo, por intermedio del voto popular ya que en 1.973 obtuvieron 40.000 votos y durante las elecciones de 1.978 obtuvieron 249.000 votos siendo la trayectoria de un crecimiento rápido y acelerado. Este período se inició en 1.971 y concluyó en 1.983 con las elecciones de Diciembre.

F. El socialismo.
Se caracteriza por un período de transición, en el cual el MAS y los Partidos de Izquierda asumieron la tesis de llegar al Gobierno a través del proselitismo popular y de los votos en las elecciones; como su ideología se basaba en la larga lucha revolucionaria, sin la guerra como instrumento para hacerse del poder y con él, al socialismo y al comunismo, era condición necesaria la destrucción de las estructuras sociales existentes, conformadas por las fuerzas vivas tales como el Ejército, el Clero, los Partidos Políticos y las formas de tenencia de la propiedad, para poder gobernar.[1]
Esta tesis sufrió una variante con los acontecimientos que conllevaron a la desaparición de la UNION SOVIETICA y estos partidos cambiaron su pensamiento mas no su interés de detentar el poder, lo cual parece que lo hubieran logrado con el apoyo que le brindaron a HUGO CHAVEZ FRIAS, sin embargo está por verse que esta posibilidad se materialice totalmente., ahora con la aplicación del concepto de la defensa integral de la nación, con la participación de toda la población.
Al momento de escribirse este libro, el equipo de trabajo infería que esta situación podría crear un colapso nacional, y con ello la presencia de una Guerra Civil total, cuyos imprevisibles resultados llevarían a repetir en Venezuela el caso Chileno, en cuanto que el ensayo socialista llevó a ese país a un Gobierno de Derecha con un Régimen Militar, dando así cumplimiento al Ciclo De POLIDIO y regresando Venezuela a la Década pre-1958.

Características del período de las condiciones previas
El año 1.958 es el año base de la Subversión venezolana, es el año a partir del cual se crean las condiciones necesarias y suficientes para la asonada de la insurrección armada y para el desarrollo de todos aquellos movimientos sociales tendentes a destruir o suplantar el orden social existente en Venezuela.
Es el año más importante en el contexto de las experiencias revolucionarias de las que ha vivido Venezuela, porque a pesar de todos los errores, hubo una autentica contienda, en la cual participaron las Fuerzas Sociales, en su lucha por sus reivindicaciones y para obtener su conciencia de clases; por entonces, debemos recordar que se produjo una reacción de la extrema derecha, manifestada en la insurrección de la Guarnición de Maracay, acompañada con el respaldo del sector popular en la figura de la Junta Patriótica, la cual buscaba destituir los diez años de Dictadura del GENERAL MARCOS PEREZ JIMÉNEZ, para devolverle al pueblo su soberanía en el poder, fue una lucha política, fue una contienda armada de las FF.AA.NN., acompañada por su pueblo jubiloso, que aplaudía hasta el paroxismo la vuelta al sistema democrático añorado del período del Presidente ISAÍAS MEDINA ANGARITA, pero en realidad, la revolución según opinión de Pedro Duno no fue tal.
Una revolución significa algo mas que quitarse un Presidente por la acción de las armas o por la acción de los votos, una revolución es un cambio de estructuras, un cambio del sistema económico imperante, del sistema vigente para el régimen de tenencia de la tierra, para la forma como el capital se debe manejar, para el método a través del cual los medios de producción se combinan para la generación del producto y para el sistema que rija la propiedad de los medios de producción, si las estructuras no son cambiadas, no ha habido revolución, podrá haberse cambiado el Presidente MARCOS PEREZ JIMÉNEZ y en su lugar haberse colocado al Presidente Provisional W. LARRAZABAL ó a BETANCOURT, pero esto no significó que hubo revolución, en realidad en el país social y en el país económico no ha pasado nada. En la Venezuela pujante y petrolera de 1.958 no pasó nada.
Según el mismo autor desde 1.958 cada vez que se producía uno de los múltiples levantamientos militares, se dieron como contrapartida formas de poder popular, de organizaciones populares, en especial en el área metropolitana de Caracas, las cuales son conjugadas para crear organismos de defensa del régimen provisional, motivo a que veían en él, un mecanismo de defensa contra las asonadas y contra la posible acción y la irrupción al poder de los reaccionarios, pero ¿qué pasó allí?; lo que pasó fue que los partidos de izquierda estaban en una situación dramática, en especial el Partido Comunista, ya que no pudieron diferenciar con claridad y con objetividad el papel que deberían jugar, en especial, como una vanguardia de la evolución venezolana, centro de la lucha de clases, los partidos de izquierda participaron en la defensa del régimen provisional, sin diferenciar los intereses de clases y se abocaron a la defensa de bloque de todo el régimen, con lo cual participaban en una misma posición con las clase dominantes tanto políticas como económicas.

Una defensa del régimen provisional del Contralmirante LARRAZABAL, tenía que desarrollarse en una situación la cual, al mismo tiempo que los sectores estuviesen inmersos en una lucha sin cuartel contra los grupos minoritarios que forzaban a la situación existente para volver a restaurar el sistema dictatorial militar, también deberían luchar para imponerle al gobierno provisorio, un conjunto de exigencias que iniciasen y continuasen las reformas tendentes a obtener la transformación socioeconómica del país político y a la formación de un gobierno de carácter popular.
Lo anterior dió como resultado, que al realizarse una defensa del gobierno en conjunto, lo único que se obtuvo fue que salieran fortalecidas las clases dominantes, por otro lado se creo la “política de la Unidad Nacional”, la cual no tuvo otro resultado que colocar por encima de los intereses de clases, los intereses de la forma de gobierno democrático, en realidad para ese entonces, los partidos de izquierda no se dieron cuenta que lo importante para ellos ha debido ser el contenido programático del gobierno, los sectores populares parecían ser que estaban mas claros que la vanguardia (entiéndase por vanguardia a los partidos de izquierda y a la clase dirigente de los mismos) y cada vez que había una irrupción reaccionaria trataban de exigirle al gobierno que adelantasen los programas y las elecciones mismas.
En realidad, la situación psicológica del momento era el fantasma del Perezjimenismo, el retorno al Perezjimenismo sin palpar que tal situación no era factible, por ello, las clases dominantes que tenían acceso al poder o que poseían el poder económico, jugaban con ese fantasma con la finalidad de mantener neutralizados a los partidos opositores y para comprometerlos con su política y con el fin de sus intereses, se recordará que en los primeros días del Gobierno del Contralmirante LARRAZABAL, se inició un fuerte movimiento orientado a modificar la Junta de Gobierno, para que se excluyese de ella a dos altos jefes militares perezjimenistas, los Coroneles CASANOVA y ROMERO VILLATE, cuando la Junta sede ante tales presiones ¿quiénes vinieron a reemplazarlos?, nada mas y nada menos, que Don EUGENIO MENDOZA y BLAS LAMBERTI, se reemplazó a la connotación del sistema político gubernamental depuesto, por la del sistema que manejaba y era propietario del capitalismo criollo, y en esas fuerza conjuntas que hicieron presión al gobierno provisional, también participaron los partidos de izquierda, ellos también hicieron ver al pueblo, le hicieron creer que aquello era lo mas conveniente para el país y para la democracia. Hoy por hoy, se piensa que en ese entonces, se ha debido solicitar la inclusión de dos delegados de la Junta Patriótica, ya que era la organización más indicada para representar a los sectores populares más radicalizados y los marginados.
Continúa PEDRO DUNO comentando, el triunfo de la oligarquía y del imperialismo económico en Venezuela después de la caída de PEREZ JIMÉNEZ, nace en estos meses del régimen provisional, como una consecuencia de la equivocación que tuvo la izquierda venezolana, al no ser capaz de diferenciar entre una forma de gobierno y el contenido de clases del mismo, esa equivocación ha sido el embrión del fraccionamiento posterior de los partidos de izquierda y la causa del inicio de la acción armada tendiente a la revisión de la ideología socialista mediante los mecanismos de la imposición armada.
En realidad podemos afirmar que durante el año de 1.959 y también en 1.960 no existieron las condiciones favorables para el triunfo de un gobierno de izquierda, ya que en esa época se dieron un conjunto de situaciones sociales y de los elementos de naturaleza coyuntural, que podrían haber configurado una revolución, pero no estaban dadas las condiciones, ni la conciencia del pueblo estaba educada para tales propósitos; los líderes de esa época comentan, que el país en realidad se debatía dentro de una crisis económica, acompañada de una crisis política originada esta, de los sectores políticos y de los dirigentes del país; el estado venezolano estaba convulsionado, en especial porque dentro de las FUERZAS ARMADAS existían grupos antagónicos que apoyaban o eran contrarios al recién instaurado gobierno democrático del Presidente BETANCOURT, para esa época los cuerpos técnicos policiales casi eran inexistentes, ya que se había disuelto la Seguridad Nacional, la cual manejaba con gran eficiencia y capacidad la situación hamponil y a la delincuencia desbocada, por otro lado la burocracia tomo cuerpo especialmente por la acción del POE (PLAN DE OBRAS EXTRAORDINARIAS), el cual creó un sistema de obras de equipamiento de barrios, que a la larga de convirtió en un carnaval de salarios y de improductividad en las obras destinadas a obtener el pleno empleo, el POE hizo que miles de campesinos abandonasen los predios y se trasladasen a las ciudades, en la búsqueda de una forma fácil de hacerse de un salario sin tener que trabajar mucho y en ocasiones nada, el POE es el responsable primario de la aparición de los cordones de miseria de las grandes ciudades y de la marginalidad social sumada a la violencia.
Pareciera ser que todo el sistema de poder en su equilibrio estuviese en una situación caótica, ya qué, a ello se sumó la lucha de las fuerzas vivas que operaron para obtener el derrocamiento de PEREZ JIMÉNEZ y el auge de las masas populares luego de la caída del mismo, esto en conjunto crea un proceso histórico-social, que lo podemos calificar el caldo de cultivo necesario para la revolución venezolana.
Por ejemplo, la reforma agraria, fue una consigna de base revolucionaria y de gran contenido social, aquello era un clamor revolucionario, la toma de la tierra, la posesión de un pedazo de la misma y la expropiación previa de las que tenían ociosas los terratenientes, casi improductivas durante todo el año, para que pudieran ser asignada al campesino que si las haría productivas; posiblemente el pueblo en aquella época no tuviera una doctrina agraria coherente, pero su actitud emocional lo hacia aspirar a esa conquista la cual lo iba trocando en una actitud revolucionaria.
El día en que ganó las elecciones el Presidente ROMULO BETANCOURT, se produjo una insurrección popular en Caracas, de carácter espontáneo, cuya consigna popular era la de “fraude”. Si analizamos hoy en día el contenido de ese clamor sobre que quiso exteriorizar el pueblo con la expresión “fraude” llegaremos a inferir de la misma, que psicológicamente ese mecanismo no es otra cosa que una de las formas del “rechazo” de la conducta humana, es una forma de manifestar y exteriorizar un deseo reprimido, tal vez ese deseo sub-consciente era el de obtener mediante otro exponente o dirigente en el poder, los cambios estructurales que el país social, económico y político necesitaba y ansiaba para ese momento, en otras palabras, el pueblo en un grito estertóreo quería una ruptura revolucionaria en ese momento, las fuerza vivas del país no sabían que hacer, ni los partidos, ni el gobierno, prácticamente la ciudad quedó a merced del pueblo sin ninguna fuerza política que fuese capaz de neutralizar su poder, de pedirles respeto por los resultados de la consulta popular; claro, sabemos que la había ganado una minoría mayoritaria y que de acuerdo con la Ley de Sufragio, los resultados de los comicios eran legales y debería ser acatado el pronunciamiento del CONSEJO SUPREMO ELECTORAL. Pero una cosa es la ley y otra la conducta y el pensamiento de las masas populares, las cuales no se rigen por ellas, sino por leyes innatas y por las tendencias que dicen mucho y que tienen que ver fundamentalmente con los sentidos y con lo puramente anímico existente en el ser humano.
En aquellos momentos el Gobierno provisional no quiso adoptar ninguna actitud y realmente lo único que se necesitaba era la aparición de una fuerza política que dirigiera y controlara esas fuerzas desatadas de las masas populares, y los que tomaron esas banderas no fueron otros que los partidos de la izquierda, jóvenes comunistas se paraban sobre las aceras, sobre los vehículos, sobre paredes y gritaban “somos de la juventud comunista” y la gente los victoreaba, nadie se atrevía a hablar por la radio y la televisión y son los camaradas JESÚS FARIAS, GUILLERMO GARCIA PONCE y FABRICIO OJEDA quienes tratan de encausar los movimientos de masas, hacia una orientación de carácter revolucionario; estos líderes configuran los arquetipos ideales del líder callejero y luego serán los bastiones de la revolución en los bloques del 23 de Enero, de Monte Piedad y Pinto Salinas y serán los líderes, los comandantes y los combatientes de las columnas de guerrilleros. El proceso guerrillero del período 1962-1966 hubiese sido de otra naturaleza o de menor intensidad, si en aquellos umbrales, en aquellos comienzos de la agitación popular de la dirección de las masas poblacionales, los líderes naturales que hubiesen dirigido las tribunas parlamentarias en las calles, en los liceos, en las plazas, etc., hubiesen sido líderes copeyanos, o adecos, o urredistas, no, el caldo de cultivo para la lucha armada y para la subversión tanto en la ciudad como en el ámbito rural se dió con el trabajo y con la acción de concientización de las masas, que realzaron aquellos jóvenes revoltosos y que pertenecían todos absolutamente todos, a los partidos de la izquierda ideológica venezolana.

Los comentarios de PEDRO DUNO nos indican que en el Partido Comunista existió un momento a partir del cual los partidos de la izquierda venezolana se dan cuenta que se han dado las condiciones para comenzar la lucha armada, este momento se inicia con la toma del poder por parte de ROMULO BETANCOURT, ya que dejaron escapar la gran oportunidad del 23 de Enero de 1.958; recordemos entonces que para aquella época ninguno de los partidos tradicionales estaba organizado, ninguno tenía fuerza de pueblo ni tampoco tenían su estructura directriz configurada con los líderes que los dirigieron durante los siguientes cuarenta años, el único que si gozaba de estas condiciones era el Partido Comunista, ya que durante los años de la clandestinidad venia trabajando y jalonando toda su estructura de dirección, organización y de trabajo de base; DUNO insiste en repetir que en 1.958 perdieron esta oportunidad que les ofrecía la coyuntura histórica, de esto se dieron cuenta y recapacitaron los mismos líderes como DOMINGO ALBERTO RANGEL, GUSTAVO MACHADO, TEODORO PETKOFF, JOSE FARIAS, etc.,y para los cuadros, al parecer este análisis concienzudo y sincero hace que se colmen de decepción, de desesperación y de cierto espíritu disminuido por la frustración y la impotencia histórica, y estos fueron los consejeros con los cuales contaron los dirigentes de aquel entonces. Por otro lado, ROMULO BETANCOURT comprende que los enemigos de su gobierno estaban hacia la derecha y eran los enemigos temibles del momento, por lo tanto, era conveniente mientras se reorganizaba el estado y mientras se fortalecía el sistema gubernamental, buscar un enemigo en la izquierda, mediante el cual hacer que los esfuerzos de los grupos de derecha se neutralizaran, a partir de ese momento nacen las provocaciones y los inculpamientos por los desórdenes callejeros y del malestar social, el padre de ese germen que según el gobierno de ROMULO BETNCOURT era el PARTIDO COMUNISTA, que al promover la lucha armada, le sirvió en bandeja de plata la oportunidad de materializar el enemigo que se necesitaba y al mismo tiempo la oportunidad de mantener ocupadas a las Fuerzas Armadas, cuya figuración en el ámbito político les había reservado un puesto activo durante los años de la dictadura de PÉREZ JIMÉNEZ.
A posteriori se ha mantenido el criterio que la lucha armada debió iniciarse en cualquiera de sus formas a partir del 23 de Enero de 1.958, cuando la situación del país era mas débil y se podía sacar el mayor provecho de las circunstancias, es cierto que cuando BETANCOURT, toma el poder se inicia el repliegue de las condiciones históricas, que poseían una marcada ventaja para la insurgencia de la izquierda, se piensa que para aquella época se debió trazar y ejecutar un plan de acción orientado a recuperar el tiempo perdido, o sea de haber dado largas al asunto y haber tomado un mayor tiempo para la preparación y para recuperarse de los efectos de la derrota electoral y de la acción del gobierno durante 1.958 y 1.959 y formar un gran movimiento con una fuerza que fuera capaz de irrumpir en el orden nacional por una segunda vez, cuando se diese una crisis en el sistema gubernamental; efectivamente, la crisis la hubo, exactamente durante los meses de Mayo y Junio de 1.962 con el alzamiento de Carúpano, el Porteñazo, el Barcelonazo, las manifestaciones generales de la población que vivía en el 23 de Enero y otros barrios de Caracas y del interior de la Republica, el desempleo reinante, el costo de la vida en auge, la presión de los países del área del Caribe y la influencia de la revolución Cubana, que en su conjunto eran algunos de los factores mas determinantes que hacían presente la crisis del gobierno de ROMULO BETANCOURT, pero desdichadamente para los partidos de izquierda y para su brazo armado, estos ya habían caído en una serie de provocaciones y habían empeñado muchas vidas revolucionarias, esta situación había hecho que la fuerza de la organización hubiese disminuido de manera apreciable, en honor de la verdad, la decisión por la lucha armada en especial en el campo (en lo rural) se tomó por las siguientes las razones:
a) Por efecto de una situación emocional; por la frustración que produce el no alcanzar ciertas metas u objetivos; por la derrota operada en el campo eleccionario, al obtener los partidos de derecha un mayor porcentaje de la población electoral que los partidos de izquierda juntos; la desesperación producida por que en realidad no había unidad en los comandos, tanto de los comités políticos como en la captación de la base social.
b) En segundo lugar, por algo fundamental; tanto en política como en la guerra, es el hecho de que los combates se deben decidir luego de una concienzuda apreciación de la situación por parte de la organización Político-Militar del partido, y conociendo de que existía una posición ventajosa a favor de la izquierda, si el mismo día que BETANCOURT toma el poder y en su discurso de orden hace un llamado para la lucha contra la izquierda y la derecha en el país, era evidente que las intenciones eran buscar el apoyo de la opinión pública y obtener de esta manera la plena confianza de los sectores dirigentes y de los económicos para su gestión gubernamental.

El PARTIDO COMUNISTA reconoció posteriormente que la lucha armada fue una decisión extemporánea en su doble sentido ya que se inició tardíamente, no se le dió comienzo en su momento oportuno, cuando estaban dadas las condiciones sociales y durante el desarrollo de la coyuntura histórica propicia, en otras palabras ha debido iniciarse el mismo 23 de Enero de 1.958, se debió ir antes o después alrededor del entorno de esa fecha, pero no tan tarde como o fue en sus inicios.
Por otro lado se produjo una diáspora de grupos guerrilleros que tomaron el camino de las montañas sin ceñirse en los lineamientos de un Plan de Campaña, sin disciplinarse y subordinarse a un comando único y efectivamente reconocido, aceptado y obedecido, sin haberse preparado para este tipo de lucha y sin tener una unidad de doctrina en cuanto a organización y equipamiento, instrucción y métodos de operar. Estos factores fueron soslayados por los jefes del MIR y del PCV y cuando al fin deciden irse a las guerrillas, ya estas existían y operaban anárquicamente en FALCON desde hacia algunos meses, lógicamente que los personeros pensantes de los grandes partidos de la izquierda criticaron duramente al proceso guerrillero y en especial en el PCV estas criticas y cuestionamiento a la conducta guerrillera de los integrantes del MIR y del sector radical del PC daría origen mas tarde durante 1964-1965 al gran fraccionamiento de los partidos de izquierda.


[1] Interesante analizar este aspecto y compararlo con la actualidad nacional, es decir con las circunstancias políticas que se están viviendo durante el presente periodo gubernamental del Presidente Chávez Frías.