domingo, 23 de agosto de 2015

ALGUNOS DE LOS BALANCES DE LA GUERRILLA VENEZOLANA

  Esta información fue tomada de la Tesis Doctoral titulada "LAS CARACTERÍSTICAS IDEOLÓGICAS DE LA GUERRILLA EN VENEZUELA (1960-1975)", ARÍSTIDES BEAUMONT. 



LOS BALANCES DE LA GUERRILLA VENEZOLANA 
Y REPLANTEAMIENTOS DEL MARXISMO

Domingo Alberto Rangel

Domingo Alberto Rangel dirigente político de AD y luego pasó a dirigir el Movimiento de  Izquierda
Revolucionaria (MIR). Fue dirigente político y militar del MIR. Profesor universitario de la UCV y autor de numerosos libros de política, economía, novela, cuento, poesía y ensayos. Tendencia  marxista leninista trotskista.

¿Ir a la lucha armada fue decidido en un congreso del MIR?
DAR: No hubo congreso alguno, la decisión surgió espontáneamente. Se da casi sin darnos cuenta. Esa es la verdad histórica, no fue necesario razonar o discutir mucho.

¿Fue una especie de panteón de divinidades?

DAR: En reunión con el Che nos orientó en tres días, nos dijo que la vía de la lucha armada en Venezuela era un tremendo error y, nosotros acá en Venezuela en tres reuniones concluimos que había dos opciones: una, iniciarla de inmediato -indicado por Américo Martín-, las otra, empezarla en dos años, que era la posición de Simón Sáez Mérida y la mía.
¿Y se dio el debate si se iban por la vía de Simón y Domingo o por la que indicaba Américo?
DAR: No. El MIR era un partido revolucionario que nació para alzarse
¿Discutieron cómo escoger las zonas guerrilleras?
DAR: No hubo esa discusión, eran evidentes 
¿Y los asesinatos de la policía?
DAR: No recuerdo haber discutido eso
 ¿Y el ataque del tren del Encanto?
DAR: Fue un acto de terrorismo de Guillermo García Ponce, le dije a Simón “Vamos a reclamarle”, nunca averiguamos quienes lo ejecutaron
¿La izquierda venezolana discutió sobre cómo construir el socialismo en el país?
DAR: Aquí nunca se ha seguido un camino revolucionario paras nada
¿Y hubo un movimiento guerrillero o esto es otro mito en la historia política del país?
DAR: La guerra era pura habladuría, la lucha guerrillera era verbal. Había unos preparativos, pero no un alzamiento. Aquí no había absolutamente nada
¿Discutieron para abandonar la lucha armada?
DAR: Si, entre Simón y yo discrepamos, la discusión se quedó allí, el MIR estaba desecho. Era demasiado tarde para discutir. Seguí una vida política activa en el universo de los grupúsculos de la ultraizquierda, en la universidad y en algunos sindicatos, dando clases y escribiendo en la prensa, todo fue como tiene que ser para un revolucionario, una dosis de locura quijotesca, un completo estado de alienación… pasión y fervor revolucionario, vibración combativa.
¿Es cierto que el Che Guevara visitó Venezuela?
DAR: Si a principios de 1959 vino a Caracas el Che Guevara. El Comandante Guevara, como se le llamaba en el lenguaje oficial de gobiernos e instituciones más serias de la sociedad, hizo un viaje medio clandestino. La visita del Che en los primeros meses de 1959, cuando Betancourt tenía apenas unos meses en la Presidencia, sirvió para confirmar apenas el vuelco inaudito del fundador de AD hacia la derecha y el carácter de rehén inexorable del imperio americano que investía al otrora caudillo socialdemócrata. El Che fue recibido, de manera clandestina en muchas casa y locales pertenecientes a afiliados a la izquierda. Cada dirigente señaló el día, de los tres o cuatros que el Che iba a pasar en Caracas aspiraba el inmenso honor de visitarlo en su casa.¿Cuál era la tendencia ideológica del MIR?
DAR: El MIR era de tendencia marxista leninista soviética y foquista aplicando la tesis de Regis Debray impulsadas por el Che Guevara, Pompeyo Márquez manifestó que algo transformó también su vida cuando salió clandestino del país el primero de enero de 1956 y regresó a mediados de año. Recuerdo que ese viaje a la Unión Soviética era para mí como ir al Paraíso y me encontré con el informe de Nikita Kruschev, donde contaba todos los crímenes de José Stalin, los fusilamientos, torturas y persecuciones. Eso me hizo comprender que en la Unión Soviética lo que había a nombre del proletariado era una camarilla policial, militar y burocrática que había aplastado las libertadores con un pensamiento único que duró 70 años. Esa fue una experiencia muy importante para mí. De Rusia fui a China. Los chinos habían llegado al poder en 1949 y tenían una gran frescura, era el momento de debatir, de la coexistencia pacífica de los diez principios de Bandung por parte de líderes llamados del tercer mundo como Cho En Laí, Tito, Nasser y Sukarno, para citarte los más destacados de la época. Yo formaba parte de una delegación integrada por 24 personas de 17 países latinoamericanos, conmigo andaba Luis Emiro Arrieta que después muere en la Cárcel Modelo de Caracas. Nosotros nos enteramos del informe Kruchot tres meses después de haber sido presentado en una sesión secreta donde todas las delegaciones internacionales, salvo la China que estaba presidida por Cho En Laí, fuimos dado de recreo, nos llevaron a museos y visitar sitios históricos de la ciudad mientras se presentaba el informe. El lapso del 56 al 70 se va en la lucha contra Pérez Jiménez y en el año sesenta cometemos el error de meternos en la lucha armada, se nos olvidó todo y estábamos influenciados por la revolución cubana. Eso nos llevó a la clandestinidad, a prisión, después la fuga, nuevamente escondido hasta el 69 que salimos a la calle. En diciembre del 70 rompemos con el partido comunista y en enero del 71 formamos el MAS y comienza un proceso de evolución. En el seno del PCV había una eterna discusión entre los que estaban en contra de la Lucha Armada, tales como Pedro Ortega Díaz y Jesús Farías, y los que estaban a favor como García Ponce, Pompeyo Márquez, Gustavo Machado. El PCV estuvo influenciado ideológicamente por la corriente del marxismo-leninismo, maoísmo, foquismo y maoísmo.

 Teodoro Petkoff
Teodoro Petkoff Malec nació en (Bobures Estado do. Zulia, 1932) es un político, periodista y economista venezolano, dirigente y guerrillero comunista en la década de los 60, miembro fundador del partido Movimiento al Socialismo, MAS, diputado al Congreso Nacional de Venezuela en varias legislaturas, ministro en el segundo gobierno de Rafael Caldera y candidato presidencial en dos ocasiones.
El debate que apenas se esbozaba en el Partido Comunista de Venezuela, todavía clandestino, acerca de los hechos de la guerrilla de 1960, sufrió una fuerte conmoción, ya que el 21 agosto de 1968, sufrió una brusca sacudida con la invasión de la URSS a Checoslovaquia. Habíamos comenzado preguntándonos por lo ocurrido durante la lucha armada y por las causas de la derrota, que a nuestro criterio esa lucha impulsada por el PCV de tendencia ideológico marxista-leninista soviético, foquista y guevarista, a criterio de una mayoría del Comitè Central finalizó en una derrota política y militar.Reiteró que la mayoría del Comité Central del PCV apoyó la invasión a Checoslovaquia, y se opusieron a esa medida fueron los dirigentes, Alfredo Maneiro, Antonio José Urbina, Alexis Adam, Bayardo Sardi y mi persona, quienes dimos una fuerte batalla ideológica en el seno del PCV ligado al modelo soviético.Pero a juicio de Pompeyo Márquez y el mío, la derrota no se había debido tan solo errores políticos y militares, sino que ello estaba predeterminado por la propia naturaleza del proyecto político que el PCV encarnaba. Un proyecto que la nación no podía hacer suyo y que no estaba dispuesto aceptar.En septiembre de 1968 en plena clandestinidad, arribamos a la conclusión de que era necesario abandonar el PCV y fundar un nuevo movimiento político, claramente diferente del comunista, Socialista, por supuesto y Ya en Abril de 1069, una vez legalizado el PCV, estuvimos listos para la batalla ideológica, que fue un rico y estimulante debate de ideas,, que llevó a construir dentro del PCV, la fuerza con la cual en Enero de 1971, fundamos el Movimiento Al Socialismo (MAS)Cuando escribí el libro Checoslovaquia. El Socialismo como Problema, todavía era militante del PCV, por lo cual rompía con un patrón de pensamiento, pero desde luego, las ideas bullían en la cabeza, sin haber alcanzado aún su cristalización definitiva. Si el libro tiene algún mérito, es que intentó dentro del PCV y la sociedad venezolana, realizar una crítica del modelo soviético de sociedad, a la luz de la valoración de la democracia como conquista del largo proceso civilizatorio de lla humanidad.Petkoff tiene el valor de asumir, por una parte, las derrotas del socialismo- comunismo en el mundo y de asumir lo que compete a la evolución de la izquierda nacional. Además señala los crasos errores que decantan del “socialismo real” e incluso del marxismo dogmático (como es la exclusión de las capas medias). Allí el primer valor. Cuando un hombre del PCV se atreve primero a juzgar la invasión de Checoslovaquia por parte de la URSS.También luego a afirmar en un texto como éste que Marx se equivocó cuando desdeñó el papel de la clase media y pensó que ésta estaba condenada a morir para pasar a formar parte del proletariado tenemos frente a nosotros a una suerte de escrito herético (Sobre todo entendiendo que nos hallamos ante plena guerra fría). Además resulta interesante el papel que le asigna a ésta dentro del proceso socialista y cómo es indispensable su contribución para la “construcción socialista” a través de sus técnicos, científicos e intelectuales. (Petkoff, Teodoro. 1968)
Fabricio Ojeda
Fabricio Ojeda, nació en Trujillo en 1929. Periodista y militante del Partido Unión Republicana Democrática (URD), Fue Presidente de la Junta Patriótica en 1957, que dirigió el derrocamiento de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez el 23 de Enero de 1958. Diputado al Congreso de la República y renuncia en una carta pública a su puesto al Congreso y se incorporó a la guerrilla en calidad de Primer Comandante el Frente José Antonio Páez (Estados Portuguesa y Trujillo). Fue detenido en 1962 y estuvo en la Cárcel de Trujillo y la Isla de Tacarigua. Logró fugarse e incorporarse a la guerrilla. Fue detenido en junio de 1966, torturado y asesinado en los calabozos del Servicio de Inteligencia Militar de la Fuerza Armada (SIFA) de Venezuela en el gobierno de Raúl Leoni (AD). Tendencia marxista-leninista soviética, maoísta, foquista, guevariano y bolivarianismo.
1.- ¿Qué piensa de las elecciones?
Las anteriores experiencias del país y de otras naciones de nuestro continente nos indican que la vía electoral es el utilizado por las clases dominantes para retener el Poder Político, conservando sus estructuras, aun cuando en los diversos procesos pueda cambiar parcial o totalmente el equipo gobernante. Pero al mismo tiempo la desechan y apelan a la fuerza en el momento en que las masas oprimidas pueden utilizar esta vía para imprimir un cambio substancial que imponga no una modificación en los nombres de las personas a gobernar, sino una transformación de fondo, profunda, capaz de abrirle paso a la liberación económica y política del país.Indiscutiblemente todo proceso electoral lleva implícito un medio de lucha que deba ser aprovechado por las fuerzas revolucionarias, pero en este caso deben asegurarse las mejores condiciones, las más amplias garantías y libertades que permitan a estas fuerzas competir en un clima de igualdad, al menos jurídicamente para lograr sus objetivos.Ahora, las presentes elecciones de Venezuela no garantizan libertad alguna para las fuerzas revolucionarias inhabilitadas ni para aquellos que militan en los partidos legales. No obstante, el proceso en marcha sirva para precipitar las grandes contradicciones nacionales y a la larga no servirán sino para demostrar a nuestro pueblo que tal camino lo conducirá exclusivamente a prolongar por mayor tiempo sus mismos y ancestrales problemas.En las elecciones los partidos políticos no se disputan el poder, sino el gobierno que apenas es un instrumento de él. Su base fundamental queda en las mismas manos y en las mismas clases sociales.
2.- ¿A qué se debe la abstención en las inscripciones?
En primer lugar a la falta de perspectivas que este proceso ofrece a nuestro pueblo y, en segundo, a la casi absoluta seguridad de que las elecciones en marcha no serán sino una nueva farsa, un nuevo engaño que permitirá prolongar15 el actual régimen de opresión.Además, nuestro pueblo, ya maduró políticamente, sabe que unas elecciones donde haya partidos inhabilitados, con numerosos ciudadanos encarcelados y perseguidos, no podrán conducir al cambio substancial que todos desean como medio para resolver los ingentes problemas nacionales.Estas conclusiones las extrae nuestro pueblo de las condiciones objetivas existentes. Por un lado, la oposición dividida balcanizada y, por el otro, un gobierno que aprovecha inescrupulosamente las ventajas del Estado para asegurar su continuidad.Así mismo, la abstención es la respuesta más clara de la insatisfacción de las mayorías nacionales frente a la forma, como se ha conducido el proceso electoral y ante la dirección de todos los partidos que concurren a los comicios, traducida en vacilaciones imperdonables y donde sólo parecen predominar las ambiciones de sus líderes. 
3.- ¿Pueden las actuales elecciones dar solución a los problemas venezolanos?
De ninguna manera. Y es ésta como lo dijimos interiormente la razón esencial que influye en la frialdad e indiferencia con que el pueblo mira el actual proceso comicial. En todo caso, las elecciones podrán servir para derrotar al gobierno, que es apenas un objetivo en la lucha planteada; pero en ningún momento el simple resultado electoral podría garantizar la solución de los grandes problemas nacionales, aún cuando estos resultados favoreciesen a algunos de los grupos de16oposición. En esto no podemos llamarnos a engaño, ni ser excesivamente optimistas.Ya sabemos que lo más que se podría lograr sería un gobierno que si bien pudiera superar la actual etapa de represión, no pasaría de ser un régimen tímidamente reformista, cuya capacidad para emprender la transformación antiimperialista, independiente, del país, sería bastante relativa.Numerosos ejemplos existen en América Latina sobre esta cuestión, y es que los problemas de estos países son de tal magnitud que ellos no pueden ser resueltos si no por la vía revolucionaria, por la acción armada de las masas. Es este el principio que hemos venido sosteniendo y que nos lleva al combate guerrillero, sin importarnos los riesgos que pudiésemos correr.
4.- ¿Cuál crees que debe ser el camino de la Revolución Venezolana?
El de la lucha armada. No se podrán quebrantar la actual situación de subdesarrollo y dependencia, de miseria y atraso si no se logra derrotar a las clases opresoras. Y ello no se podrá lograr sino utilizando sus mismos métodos, enfrentando el poder armado del pueblo con el poder armado que aquellas tienen en sus manos para apuntalar su dominación.

Douglas Ignacio Bravo Mora
Douglas Ignacio Bravo Mora se inscribió en la Juventud Comunista de Venezuela en 1947. En 1957 era uno de los integrantes del Aparato Militar del PCV en la clandestinidad contra la dictadura el General Marcos Pérez Jiménez (1948-1958). Estudió Derecho en la Universidad del Zulia.(LUZ) en los años 50. En 1958 formó parte del Comité Regional del Partido Comunista de Venezuela (PCV). Para 1961 estuvo en un Frente Guerrillero que auspició el PCV en las montañas de Turumiquire (Estado Anzóategui). En 1962 fue designado miembro del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV). Fue en 1962 el fundador y Primer Comandante del Frente Guerrillero José Leonardo Chirino (Estado Falcón). En 1966 rompió con el PCV y pasó a ser el máximo líder del Frente de Liberación Nacional-Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FLN-FALN). Fundó el Partido de la Revolución Venezolana (PRV) y después organizó el movimiento RUPTURA. Ha estado preso en tres oportunidades durante su vida política y guerrillera. En la actualidad es el máximo dirigente del Grupo Tercer Camino. Tendencia marxista leninista soviética, foquista, guevariano, maoísta y bolivariano.
Afirmó de manera tajante que el movimiento guerrillero venezolano aupado por el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) eran de tendencia marxista-leninista que recibían orientaciones políticas bien por el Partido Comunista de Unión Soviética o el Partido Comunista de China y el Partido Comunista de Cuba, y por lo cual estaban nucleados alrededor de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN) y el Frente de Liberación Nacional (FLN).Señaló que en 1969 el dirigente revolucionario Pedro Duno, uno de los jefes de la insurrección cívico-militar del 4 de mayo de 1962 en Carúpano. Escribió un documento titulado El pensamiento marxista-leninista y bolivarianismo y el cual fue suscrito por su persona, porque era antes que marxista-leninista de la corriente bolivariana.Precisó que el movimiento guerrillero venezolano era de tendencia marxista-leninista, pero internamente había pugnas por imponer la tendencia soviética, china o cubana, que era evidente en las corrientes de derecha y las corrientes revolucionarias. Indicó que en el seno del PCV y el MIR y los frentes guerrilleros urbanos había una fuerte pugna política ideológica, ya que en las direcciones de esos movimientos, la derecha tenía mucho poder y saboteaba el proceso de la guerra de guerrilla.
Consideró lamentable la posición asumida por la Revolución Cubana al negar apoyo a los movimientos guerrillero de Venezuela y América Latina, a raíz de la muerte del Che Guevara en Bolivia, ya que eso fue un acto derechista con el fin de golpear a la izquierda que mantuvo la tesis de la guerra de guerrilla (urbana y rural).La tesis de Debray, que fue el más genuino vanguardismo, liquidó muchísimos movimientos guerrilleros en Latinoamérica. EL PCV se vio impregnado profundamente de esta tesis hasta colocarnos al borde de la liquidación, y fue la teoría foquista la causa principal que determinó la derrota de la guerrilla venezolana. Por ello en 1969, el recién fundado PRV formuló la línea política denominada Viraje Táctico, como un golpe de timón para empujar el grueso de las fuerzas hacia el trabajo en el seno de las masas.Admitió que hubo una dosis de foquismo en la derrota de la guerrilla en Venezuela, porque teníamos una jefatura que solamente pensaba en el Golpe de Estado, con excepción de Pompeyo Márquez y Alonso Ojeda Olaechea.En general para la Lucha Armada en América Latina, la crisis de los misiles de octubre de 1962, afectó profundamente, porque en ese momento, la URSS capitula frente al desafío del Presidente Kennedy y de los Estados Unidos. Es decir, los Estados Unidos acuerda de una manera radical que las bases militares que tenía Cuba, apertrechadas por la Unión Soviética sean desmanteladas, pues de lo contrario sería la Tercera Guerra Mundial, por eso ordenan la salida de los cohetes misilísticos, por lo cual Fidel Castro estuvo en desacuerdo con la posición asumida por los rusos.Eso fue una verdadera debacle retirarle el apoyo a la Lucha Armada en América Latina, pero simultáneamente Fidel, Celia y el Che, deciden dar una gran ayuda, que se sintetiza en tres grandes acontecimientos: a) La 1ª y 2ª Declaración de La Habana, que es una respuesta de Fidel Castro y el Che Guevara a la capitulación soviética, y luego vienen las Conferencias de La Tricontinental y la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS). Prácticamente Fidel, Celia y el Che, organizan un centro mundial, especie de una Internacional Comunista fuera del dominio de la URSS. Lamentablemente, la República Popular de China, liderizada por Mao Tse Tung, no entendió bien ese fenómeno, sino habría sido el gran aliado inmediato de los pueblos de América Latina en su lucha por la liberación nacional.China prestó ayuda al proceso de la Lucha Armada en Venezuela, pero de manera individual, pero no unido a Cuba. También se planteó una gran discusión acerca de lo que sucedió, cuando Mao Tse Tung se negó a recibir y hablar con el Che Guevara, lo cual molestó profundamente a Fidel Castro. No obstante, China dio respaldo al PCV, pero este no supo aprovechar la ayuda necesaria para impulsar el proceso revolucionario.La correlación de fuerzas en el Buró Político del PCV para aquella época era el siguiente, en contra: Jesús Farías y Pedro Ortega Díaz y a favor: Pompeyo Márquez, Guillermo García Ponce, Gustavo Machado, Eduardo Machado, Alonso Ojeda Olaechea. No era un comité uniforme, ya que Guillermo García Ponce era partidario de organizar un golpe de estado, mientras que Pompeyo Márquez y Alonso Ojeda Olaechea eran partidarios de organizar con la acción de las Fuerzas Armadas Nacionales una guerrilla en profundidad y a largo plazo.En 1960 nace la Lucha Guerrillera Venezolana, por el empuje social de las luchas que se daban en aquella época, por lo tanto la guerrilla rural como urbana nacen justamente al calor de los grandes movimientos sociales y de masas que no supimos aprovechar, ni poner a la guerrilla en los sitios estratégicos donde se realizaban esas lucha sociales y de masas.Considera Douglas Bravo que se cometió un grave error, que consiste en lo siguiente: Cuando la lucha de clases desciende, ella no se puede expresar por la Lucha Armada, y cuando la lucha de clases está en su nivel más alto, es cuando se puede expresar por intermedio de la Lucha Armada, y decidimos suspender la vía armada. La Lucha Armada no se puede suspender, porque los factores populares nunca pueden de dejar de tener sus instrumentos armados, aunque sea en mínima operatividad, por lo cual asume autocríticamente este error de suspender la Lucha Armada en Venezuela.
Francisco Prada
Francisco Prada Barazarte nació en Escuque, estado Trujillo, Venezuela, en el año de 1934. Desde sus inicios como militante, perteneció a la Juventud Comunista, comenzó a participar en las actividades políticas, a partir de las luchas anti-Pérezjimenista, Tendencia marxista-keninistamaoista- bolivariano. Destacado militante, combatiente y dirigente político, participó en los preparativos de la lucha armada desde sus mismos inicios, aportó decididamente en esta etapa de la lucha, dirigiendo la retaguardia del Frente Guerrillero José Antonio Páez de Portuguesa y su proceso político-militar. Creó y fundó el Frente Guerrillero de Los Llanos, Ezequiel Zamora. Que operó en Barinas, Apure, Portuguesa.
Las guerrillas es un compromiso para las vanguardias ya que las elecciones no son más que un engaño, y cualquier Barrios o cualquier Caldera no traerá más que desgracias al pueblo venezolano. El camino es el de las armas”, declaró en una entrevista Francisco Prada, secretario político de la Comandancia Nacional del FLN-FALN de Venezuela, tendencia marxistaleninista- maoísta y bolivariana. “Consideramos afirmó que los movimientos revolucionarios en armas se ven fortalecidos en sus posiciones ideológicas, políticas y organizativas, y que los que hoy se organizan para comenzar la lucha lo harán en mejores condiciones”.Señaló que “la lucha guerrillera es la forma más alta de la lucha del pueblo y la escuela más formidable para la formación de los revolucionarios y su vanguardia”. Y recalcó que “la afirmación de que todas las demás formas de lucha deben servir v no retrasar el desarrollo de la línea fundamental, que es la lucha armada, es una respuesta categórica a los seudorrevolucionarios que pretenden hacer de la combinación de las formas de lucha un elemento para oponer a la lucha armada”.El comandante guerrillero manifestó que “las condiciones revolucionarias que existen en América Latina son la mejor garantía para impulsar la aplicación y el desarrollo de estos acuerdos. Creemos que las vanguardias revolucionarias de cada país tienen ante sí la tarea de llevar cuanto antes a la práctica las ricas enseñanzas que para todos los revoluciona, “Haremos los esfuerzos que sean necesarios —afirmó— para continentalizar cada vez más la lucha de liberación nacional que ya libran nuestros pueblos”.Considera de gran importancia los pasos que se han dado en aras de la unidad de las fuerzas revolucionarías. Estima que tienen plena vigencia los acuerdos unitarios que se concertaron entre Fabricio Ojeda, Douglas Bravo y Américo Martín, en mayo de 1966. “Debemos decir —agrega— con respecto a ese acuerdo de Fabricio Ojeda, Douglas Bravo y Américo Martín, que en él tenemos nosotros base para hoy en nuestro país concretar acuerdos en todos los niveles. En primer lugar, en el nivel de los combatientes guerrilleros que en las montañas de occidente, en las montañas de El Bachiller y en las de oriente libran combates contra el mismo enemigo, se enfrentan al ejército traidor y anhelan coordinar los planes y anhelan trabajar en estrecha unión, anhelan que sus jefes, que sus dirigentes, lleguen a un acuerdo definitivo”. “Para nosotros es un compromiso muy grande —dice Prada— y hacemos todos los esfuerzos. Creemos que por parte de los compañeros del MIR y por parte de otros revolucionarios también se están haciendo esos mismos esfuerzos. Esa unidad debe fundamentarse en la base de una lucha implacable contra las tendencias conciliadoras, revisionistas y reformistas que aún existen en algunos núcleos revolucionarios”.Después de manifestar que “en Venezuela la lucha guerrillera se inspira en los principios del marxismo-leninismo”, Prada dice que “quienes combaten a los que luchan contra el imperialismo en la forma más elevada, como es el caso de la dirección derechista del PCV, no pueden ser antimperialistas.
Moisés Moleiro
El comandante guerrillero Moisés Moleiro y dirigente del MIR, aprovechó 
...“la oportunidad para decir una vez más ante el país que el MIR no son cultores de la violencia por la violencia misma. Hemos recurrido a ella como respuesta inevitable a un orden represivo. No nos oponemos a la paz, al contrario, nuestra condición de revolucionarios, así como nuestro amor a la patria nos inducen a desearla. Hemos señalado condiciones indispensables para arribar a ella y hasta ahora no se han cumplido”.No he pensado descender de las montañas y tampoco en ningún momento viajar al exterior, sigo ayudando como Secretario General (Encargado) del MIR en el desarrollo de la política de mi partido de la cual soy solidario y a la que modestamente he contribuido en la medida de lo posible desde el cargo que ocupo

Julio Escalona
Julio Escalona, comandante guerrillero del Frente Antonio José de Sucre y dirigente del MIR, expresó: 
.....no somos pues cultores a ultranza de la violencia. Cuando nosotros nos decidimos a empuñar las armas, ya centenares de venezolanos estaban ilegalmente detenidos, sindicatos, ligas campesinas, centros estudiantiles, locales de partidos, institutos de enseñanza habían sido asaltados por bandas irregulares armadas en combinación con la policía; las calles de Caracas y de las principales ciudades del interior, tomadas policial y militarmente; la política de allanamientos masivos, de torturas y de fusilamiento de presos políticos se había iniciado.La situación económica de las masas era desesperada y la entrega de nuestra economía a empresas extranjeras avanzaba aceleradamente- Y precisamente todos los que nos oponemos a esa situación, fuimos colocados de hecho fuera de la ley y una tenaz y criminal persecución se inició contra mostros. Y fueron métodos pacíficos los que inicialmente utilizamos para protestar y efendernos: manifestaciones, huelgas, documentos de denuncias.Y ¿cuál fue la respuesta del gobierno? Ametrallamiento a las manifestaciones, muertos, heridos, detenidos. ¿Cuál podía ser la respuesta lógica? La respuesta del pueblo y de sus organizaciones de Vanguardia, no podía ser otra: empuñar las armas y defenderse. Y no es una casualidad que la reacción popular se  inicie en 1060, 1961 y 1962 con verdaderos estallidosinsurreccionales donde participaron miles y miles de estudiantes y obreros de Caracas y las principales ciudades del interior.Nosotros dimos muchas pruebas, en otras épocas, de nuestra disposición de transitar un camino pacífico. Es más. El llamado orden democrático que surge después del 23 de Enero de 1958, existe en buena parte, por el sacrificio, el esfuerzo, y heroísmo de muchos de los que hoy continúan en la fila revolucionaria, quienes se mantuvieron consecuentemente luchando contra la dictadura perezjimenista.No es fácil para el Dr. Caldera cubrirse con un barniz de dialogo y convivencia. Él ha estado ligado estrechamente al desarrollo de la violencia política en el país, desde sus días de Universitario y Uneista, hasta su participación en el sanguinario gobierno Betancourista. Revísese la historia y se verá como una de las figuras poéticas venezolanas más alejadas del diálogo es la del Dr. Caldera.Nosotros queremos paz. No somos ni hemos sido obstáculo para ella, pero somos muy claros y precisos, mientras no se restablezcan las condiciones que garanticen y aseguren un desarrollo pacífico, nosotros continuaremos la lucha, pues ni la represión ni los halagos nos han ablandado ni nos ablandarán. Mientras ese sea el camino que transite el gobierno nos encontrarán listos en nuestro puesto de combate. Nos animan profundas convicciones políticas e ideológicas y muy sagrados anhelos de justicia y libertad. Y repetimos no hemos tomado este camino por aventura ni por pasajera ilusión y por ello Vencer o Morir es uno de nuestros lemas principales.En un documento público ante el país, exponemos las condiciones que consideramos propicias para el logro de la paz, las cuales son las siguientes:1- Rehabilitación del MIR y del PCV. Y legalización de todos los Partidos y Organizaciones Revolucionarias.2- Libertad para todos presos políticos civiles y militares y retorno inmediato de todos los exiliados.3- Cese de los cercos y bombardeos a las zonas campesinas. E indemnización a los campesinos de los daños ocasionados por las tropas de los Cazadores.4- Eliminación del Cuerpo de Cazadores y restitución al Ejército su carácter técnico y profesional.5- Eliminación de la Digepol y el SIFA, cierre de los Campos de Concentración y de los Centros Antiguerrilleros. Enjuiciamiento de los culpables de crímenes, tortura y atropellos contra centenares de venezolanos.6- Eliminación de los grandes latifundios y entrega de la tierra a los  campesinos pobres e implantación de un sistema de créditos baratos para los campesinos.7- Rebaja de los alquileres a la población venezolana en un 50 por ciento del monto actual de los mismos. Para demostrar sus buenos propósitos, nosotros demandamos del gobierno, cuatro condiciones básicas con carácter previo:1- Levantamiento de los cercos antiguerrilleros y total cese de la represión  y persecución contra los miembros de las organizaciones revolucionarias.2- Libertad para todos los detenidos políticos civiles y militares.3- Informe claro y sincero ante el país sobre la suerte de los detenidos  políticos que hoy se encuentran desaparecidos.4- Cese de las torturas y castigo de los culpables.Resolver estos problemas sería para el pueblo, una prueba de la buena fe del gobierno y creará un clima próspero para discutir el problema de la pacificación. Mientras la situación sea de represión y persecución, cualquier proposición de paz hecha por el gobierno, tiene un claro sabor a hipocresía, politiquería y demagogia. (Carta de Julio Escalona al doctor Rafael Caldera, 1969)