viernes, 2 de abril de 2010

CAPITULO VII 7.Emboscada "Origen y Destino" 24 de Septiembre de 1969

7. Emboscada “Origen y Destino” efectuada por el Destacamento Móvil del Frente Guerrillero “Antonio José de Sucre” a un pelotón del Batallón de Cazadores Coronel Francisco Carvajal N° 53, a 700 Mts. del crucero de Anaco, vía Aragua de Barcelona, Estado Anzoátegui fecha 24 de Septiembre de 1969.

El día 011430 Julio de 1969, el Comando de la Quinta División de Infantería, con sede en la ciudad de Maturín, emitió la Orden de Operaciones “Origen y Destino” Nº 2, en apoyo a organismos gubernamentales, como parte de una actividad de Acción Cívica conducida a nivel nacional.

El Batallón de Cazadores Coronel Francisco Carvajal N° 53 es comisionado para el cumplimiento de la tarea en cuestión, por lo cual su Comando elabora la respectiva Orden de Operaciones el día 10 de Septiembre de 1969 y es distribuida a los organismos y escalones interesados.

El Teniente-Coronel Uzcátegui, Primer Comandante se reúne con el  Mayor Francisco Gutierrez Ordoñez le imparte la misión para conducir la operación en el eje carretero km. 52-San Mateo-Anaco-Santo Tomé del Estado Anzoátegui.

El Capitán, una vez recibidas las instrucciones, organizó su unidad con seis Oficiales y 86 e/t y mediante marcha motorizada arriban la población de Anaco, lugar donde instala el Puerto de Comando para llevar a efecto la operación. Adicionalmente recibió en agregación un pelotón para cumplir misiones de seguridad y reacción.

Dispuesto como fue el dispositivo en los días previos, el 16 de Septiembre se dio inicio a la operación con la instalación de las diversas alcabalas para efectuar las encuestas de Origen y Destino.

El día 17 de Septiembre, un comisario que dependía de la Prefectura de Onoto, fue abordado por un grupo de doce bandoleros en el caserío Portezuela, amenazándole de muerte si se atrevía a denunciar el hecho.

El día 22 de septiembre, el Teniente Jesús Estanga Gainza recibió a los 12:30 horas, en la población de Anaco, al Sargento Segundo, reemplazante del Segundo Pelotón de la FAC acantonada en esa ciudad. Este le participó que el ciudadano Hilario Hernández, encargado del fundo “El Terror”, propiedad del señor Francisco Sifontes, Médico del hospital de la “Móvil” (hospital del campo petrolero), ubicado en la carretera Crucero de Anaco-Aragua de Barcelona, había observado un pequeño campamento de presuntos bandoleros, compuesto por cuatro (4) carpas improvisadas para cuatro personas cada una y colgando de un árbol una ametralladora.

Al recibir esta información, el Teniente Estanga se trasladó al fundo y se entrevistó con el ciudadano Hernández, quien le confirmó la noticia. Posteriormente se trasladó al Puesto del Comando y llamó al Capitán González a la población de San Tomé y de inmediato se preparó una operación de escudriñamiento, la cual se llevó a cabo sin obtener contacto con los presuntos bandoleros.

El Capitán ordenó al Teniente Comandante del pelotón de seguridad y reacción, que comunicase la información a los Oficiales encargados de cada una de las alcabalas. El Teniente Estanca cumplió la orden, informándole a los Oficiales que estuvieran alerta y tomarán todas las medidas de seguridad porque posiblemente bandoleros que estaban merodeando la zona, podrían intentar algún ataque a cualquiera de las alcabalas.

A las 05:30 horas del día 24 de Septiembre, los Subtenientes Rosti Boraure  y Alberto Verde Graterol salieron a bordo de un camión M-35 hacia la estación N° 3, como rutinariamente se estaba haciendo diariamente todas las mañanas.

Al llegar a crucero de Anaco, el Subteniente Verde Graterol le ordenó a dos e/t que se bajaran y colocaran los rótulos y señales de alerta de tránsito en la carretera. El movimiento continuó hacia el lugar previsto donde diariamente se instalaba la alcabala, allí el referido Oficial se desmontó con el personal de tropa que comandaba y se dispuso a organizar su alcabala.

El Subteniente Rosti Borarure regresó hacia el crucero donde instalaría su estación y al recorrer 700 m, escuchó un fuego nutrido de armas automáticas, percatándose que habían atacado la alcabala recién instalada por el Subteniente Alberto Verde Graterol. Inmediatamente se lanzó del vehículo y con tres e/t se dirigió hacia el sitio, disparando hacia el lado derecho, para auxiliar a sus compañeros.

En el sitio de la estación del Subteniente Verde Graterol durante la acción sorpresiva, un solo e/t pudo disparar manteniendo a raya a dos bandoleros que trataron de rematar a los caídos. Los bandoleros al observar al soldado que disparaba concentraron el fuego hacia él, por lo cual tuvo que buscar abrigo.

Como resultado de la emboscada perecieron el Subteniente Alberto Enrique Verde Graterol, Cabo 1º Jesús Rafael Núñez, Cabo 1º Juan Manuel Arriojas y Soldado Cazador José Gómez Goitía y heridos el Cabo 1º Eusebio Rodríguez Tineo, Soldado Cazador Diego Ramón Montilla, Soldado Cazador Luis Domingo Salas, Soldado Cazador Santos Jiménez y Soldado Cazador Francisco Morocoima.

En esta acción los bandoleros lograron apoderarse de seis fusiles FAL 7,62 mm., seis fornituras, treinta cargadores, seiscientos cartuchos, doce porta-cargadores y siete boinas de cazadores.

Este triste episodio que nuevamente enlutó a las Fuerzas Armadas, tuvo un saldo trágico donde pereció por la acción infame de las bandas armadas, que para la época operaban en el oriente del país, un joven Subteniente recién graduado, con apenas 79 días de haber egresado de la Escuela Militar de Venezuela. Alberto Verde Graterol se destacó como estudiante en sus años de cadete, desde su ingreso en 1965, su esfuerzo lo llevó a convertirse en el Alférez Mayor de su promoción, era un Oficial prometedor, con un gran futuro por delante que le fue truncado, por la inconciencia de una izquierda, cuyo único objetivo era la conquista del poder para la instauración de un régimen comunista al estilo de Fidel Castro en Cuba, su mentor, financista y alentador de las mas viles ideas que han atentado contra Venezuela. Su muerte fue un duro golpe para los cuadros profesionales de las Fuerzas Armadas Nacionales y en especial para los Subtenientes del Ejército.


Paradójicamente el hermano menor de Alberto Verde Graterol, el hoy General de División Nelson Benito Verde Graterol,  quien fuera Jefe de Estado Mayor de la Fuerza Armada Nacional, una institución que está cuestionada por la sociedad venezolana, por su tolerancia con las acciones que la izquierda gobernante en este período histórico, ha venido llevando a cabo en menoscabo de la Fuerza Armada. Esa misma izquierda que asesinó a su hermano mientras cumplía una misión administrativa en beneficio de la sociedad venezolana, esa misma izquierda que no ha cesado en su empeño de eliminar las Fuerzas Armadas para sustituirla por milicias populares y que propugna la defensa integral popular, esa misma izquierda que pretende trasformar esta sociedad en una sociedad comunista de los tiempos de Stalin.

Paradójicamente también Alberto Verde Graterol, recibió su sable de Oficial de manos de Rafael Caldera, el Presidente que fue tolerante con esa izquierda que a regañadientes aceptó su propuesta de pacificación, que les sirviera mas tarde para hacer vida legal y seguir atentando contra las Fuerzas Armadas; acción que le valiera posteriormente a Caldera para apoyar su acción de bendecir los intentos de golpe de estado de 1992 (4F y 27N), y así recibir el apoyo del “chiripero” de la izquierda venezolana que lo llevó a la segunda presidencia, lo que a su vez le permitió tomar la decisión, no aprobada por muchos sectores del país, de perdonar a los golpistas y abrirles el camino hacia el poder bajo la dirección de Hugo Chávez Frías, un militante de la izquierda infiltrado en las FF.AA.NN., casualmente un compañero de promoción del actual Gral. Div. Verde Graterol.

El grupo de asesinos de Alberto Verde Graterol y de muchos otros valientes Oficiales y Soldados, ahora están gobernando al país, de cierta forma gracias precisamente a la acción de Rafael Caldera en su segundo gobierno y a la de sus asesores, entre ellos su yerno el General de División Rubén Rojas Pérez, quien durante ese período se erigió en el mandamás de las Fuerzas Armadas y con sus desaciertos se convirtió en el jefe de la campaña presidencial de Hugo Chávez dentro del ámbito militar.

La Operación Origen y Destino, fue un acto cívico del Gobierno de Rafael Caldera, contra ella arremetieron en forma inmisericorde los bandoleros de la izquierda de los años sesenta, quienes aprovecharon algunos errores cometidos en el dispositivo militar, para realizar esta emboscada. En esencia no era una operación de combate contra bandoleros sino una actividad de acción cívica orientada a realizar una encuesta a nivel nacional. Los análisis que se realizaron en su oportunidad arrojaron algunas consideraciones entre ellas las siguientes:

a. La rutina puesta en práctica, error recurrente, en la instalación de la alcabala en el mismo sitio, facilitó la acción de los subversivos.

b. La acción del Sub-Teniente Boraure, se calificó como tímida por su falta de contundencia, apenas reaccionó con tres soldados a pesar de que disponía de un número mayor.

c. La misión se asumió como una actividad administrativa en apoyo de entes gubernamentales y la seguridad pasó a ocupar un segundo plano.

d. La aglomeración de personal resultó ser una vulnerabilidad y un blanco lucrativo para la acción de los bandoleros.

e. Las informaciones suministradas por el Teniente Estanca Gainza, fueron desestimadas y no se tomó en consideración el incremento de las medidas de seguridad ni tampoco se efectuó un reconocimiento en el área de acción y de influencia de la alcabala, para la detección, contacto y neutralización de los bandoleros, de quienes se tenía alguna certeza que se encontraban en la zona cuyas intenciones eran las de continuar atacando a las patrullas y comisiones de las Fuerzas Armadas.




De: Hugo José

Para: militaresprofesionalesvenezuela@yahoogroups.com
Enviado: viernes 21 de octubre de 2011 9:25
Asunto: [Informador Militar] TRISTE RECUERDO DE LAS GUERRILLAS



Triste Recuerdo, Guerrillas (1969-2009)

Monumento en honor a militares emboscados en oriente

Recuerdo el Viernes Santo (00:00 hrs) año 2009, viajaba a Oriente con el Tcnel. Malavé Guillarte. En el crucero de Aragua de Barcelona nos detuvo una patrulla del Ejército; ¡sorpresa mayor! al bajarnos, los efectivos habían desaparecido milagrosamente; Malavé prudente musitó -barajo el tiro compa… vámonos de aquí… pero el carro no quiso arrancar. Sorprendidos observamos al lado de la vía una capilla. Malavé buscó un foco y alumbró, leímos una inscripción a la memoria del Tte. Alberto Enrique Verde Graterol, paisano trujillano, quién un día antes de su muerte pasé por allí rumbo a Cuicas; el Tte. Verde me deseó buen viaje y que le llevara recuerdos a Sincinato Graterol un músico pariente suyo. Los demás efectivos: C/1ro. Jesús Rafael Núñez, C/1ro. Juan Manuel Arriojas y el Dtgdo. José Gómez Gotilla. Quienes fueron acribillados junto al oficial, parecían celosos en su permanente guardia. Estos valientes militares caídos en el cumplimiento de su misión, comandada por el Tte. Verde Graterol, recién graduado en la Escuela Militar, de la Promoción "José Gregorio Monagas" quién fue emboscado por un grupo de guerrilleros castro-comunistas, alzados en armas contra el gobierno de turno. En esa operación fueron muertos y rematados con tiros de gracia, todos los efectivos. Eran las Fuerzas Armadas en cumplimiento de la misión expresada en la Constitución de 1961. En el alto horario que hicimos por "invitación" de los compañeros de armas asesinados, allí pasamos la noche y en el intercambio de pensamientos con el más allá (meditación, recuerdos, sueño y subcociente de Sigmund Freud) los compañeros de armas fallecidos nos reprendieron la actitud actual de algunos militares que han apoyado las políticas castro-comunistas que en esa oportunidad causaron muchos muertos que Venezuela recuerda. Al amanecer (el carro prendió) y seguimos nuestro camino reflexionado y convencidos de que "si existe vida después de la muerte" Nuestros sinceros sentimientos de solidaridad con la familia de los caídos en esta honrosa misión (QEPD). Hace poco vi en Cuicas a Sincinato (101 años) el músico-amigo, entonando con su violín una canción titulada "Triste Recuerdo"

Cnel. (Ej). Hugo Hernández
CI. V- 2684496 tel. 0412 015 6427
ranchogrande90@yahoo.com
Cuicas Edo trujillo