viernes, 2 de abril de 2010

CAPITULO VII 6. Emboscada "La Batea" 23 de Septiembre de 1969

6. Emboscada efectuada por el Destacamento “Hildemaro Ruiz” del Frente Guerrillero “Antonio José de Sucre” a un Pelotón del Batallón de Infantería Urdaneta N° 61, en el tramo Carretero crucero de Aparicio-Aragua de Maturín, del Estado Monagas, el día 23 de septiembre de 1969.

El frente de guerrillero Antonio José de Sucre, después del proceso electoral del mes de Diciembre de 1968, había reducido sus operaciones, sin embargo se mantenían en el Estado Monagas efectuando proselitismo y adoctrinamiento a los campesinos de la zona. Asimismo, habían rechazado enfrentamientos directos con las Unidades de Cazadores e Infantería que operaban en el sector, esperando oportunidades para asestar golpes por medio de emboscadas, tal como se desprende de los documentos capturados en un encuentro suscitado en el mes de noviembre del año anterior, con efectivos del Batallón de Cazadores Coronel Francisco Carvajal N° 53, en el caserío “El Yunque”, al sur- oeste del Estado Sucre.

Para el segundo semestre de 1969, la Tercera Compañía del BI Urdaneta Nº 61 con su Puesto de Comando ubicado en la población de Guanaguana, efectuaba operaciones en la parte noreste del Estado Monagas con el fin de capturar o destruir las bandas armadas que, según informaciones recibidas en su Comando de Batallón, operaban en el sector.

El día 22 de Septiembre en horas de la tarde, el comandante de la compañía, Capitán Jairo Robello Pérez informa al Subteniente José Romer que se prepare con su pelotón, a fin de relevar al Subteniente Rubén Mato  Roco a primeras horas de la mañana.

El día 23 de septiembre, el Capitán Robello estructuró el convoy con tres vehículos de la siguiente forma:

- Primer Vehículo: Un Jeep M-38A1 con un Capitán y tres (3) e/t.

- Segundo Vehículo: Un Jeep M-38A1 con un Cabo 1º y tres (3) e/t.

- Tercer Vehículo: Un camión M -35 con el Subteniente José Romer y 18 e/t.

El convoy inició su marcha a las 06: 20 horas desde la población de Guanaguana en dirección a las poblaciones de Aparicio y Chaguaramal, para llevar a efecto el relevo del Stte. Rubén Mato Roco y 20 soldados.

A las 07: 20 horas arribaron a la población de Aparicio donde efectuaron el relevo del Oficial y continuaron la marcha hacia la población de Chaguaramal. A la salida de Aparicio el camión fue designado como primer vehículo, seguido de los dos Jeep a unos 60 metros de distancia entre ellos; después del crucero de Aparicio, el segundo Jeep comenzó a fallar, por lo cual el Capitán ordenó que se devolviera al PC de la Compañía. Esto motivó que el camión aumentara su distancia a un kilómetro y en el sitio denominado La Batea, fue blanco de disparos de fusiles automáticos y escopetas desde lo alto del cerro Portachuelo, por parte de 6 bandoleros, cayendo heridos los soldados Leonardo Ambar López, ruptura de la aorta, Víctor Ramón González, Plinio Jesús Blanco y los Cabos 2º Crisanto García y Félix Yaguaracuto a consecuencia de heridas múltiples y perdigones.

Ante la sorpresa, el Stte. Mato Roco y el resto del personal de tropa no lograron reaccionar inmediatamente, sino unos tres minutos después, cuando llegó el Capitán al sitio de los sucesos y le ordenó que efectuara la persecución con el personal de tropa que le quedaba, mientras él recogía a los heridos y los trasladaba a la población de Aragua de Maturín; participó al Comando de Batallón y posteriormente trasladó a los cuatro soldados hasta la ciudad de Maturín, donde falleció el soldado Leonardo Ambar López; posteriormente el Comando del Batallón efectuó una operación con dos Compañías en la dirección hacia donde tomaron los bandoleros.

Algunas de las observaciones que hiciera el Comando del Teatro de Operaciones con relación a esta emboscada son las siguientes:

a. La falta de preparación psicológica y de adoctrinamiento del personal de tropa, impidió su reacción ante la emboscada.

b. El Oficial no reunió el personal para iniciar la persecución de inmediato, sino que esperó varios minutos a la espera de que el Capitán le impartiera instrucciones.

c. En el convoy sólo llevaban un radio, lo cual motivó que el Comandante de la Compañía no se pudiera comunicar con el Subteniente Rubén Mato Roco, quien viajaba en el camión. Esto impidió el control del movimiento motorizado e influyó significativamente en forma negativa sobre las medidas de seguridad.