domingo, 16 de agosto de 2015

PARA QUE LA MEMORIA NO SE PIERDA. LOS ENTREVISTADOS


III.- LOS ENTREVISTADOS 



     Los entrevistados son excombatientes del Frente Guerrillero “José Leonardo Chirino”, el cual operó en una zona que comprendía partes de los estados Falcón, norte de Lara y Yaracuy, desde principios de 1962 hasta finales de 1966. La primera entrevista se hizo a Douglas Bravo, quien durante todo el tiempo en que operó ese frente fue su Primer Comandante. De los entrevistados, Douglas Bravo, precisamente por haber sido el Primer Comandante, y haber dirigido más tarde en 1966 una fracción disidente del Partido Comunista, que contrario a la voluntad del Partido continúa la lucha guerrillera. La fracción dirigida por Douglas, opera como movimiento independiente y opuesto al PCV, con grupos guerrilleros en las montañas y las ciudades hasta 1979, cuando finalmente se acogió con la mayoría de sus miembros, a la política de pacificación del entonces Presidente Luís Herrera Campíns. 

     Alejandro Mariño Suzzarini, junto a Douglas Bravo formó parte de la Comandancia del frente desde sus inicios. Previamente a la apertura del frente, en 1960 realizó labores de exploración en la Sierra de Iracara. En 1961 mientras intentaba instalar una emisora, cae prisionero y permanece detenido durante varios meses y vuelve a la Sierra el 21 de Marzo de 1962. En la guerrilla, además de sus tareas propiamente militares, hace trabajos de asistencia médica. Su formación médica, naturalmente, es autodidacta y empírica; sin embargo, su competencia en la materia fue bastante reconocida. Mariño nació en Puerto Ayacucho, capital del hoy estado Amazonas. Llegó a Caracas en 1956, a estudiar bachillerato en el Liceo Fermín Toro. Allí hace contacto con la Juventud Comunista. Trabajó clandestinamente contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en el muy famoso barrio La Charneca, en Caracas. Su decisión de participar en el movimiento guerrillero está influida especialmente por la impronta romántica de la Revolución Cubana. La idea de un asalto armado al poder, alentada por el ejemplo de los guerrilleros liderizados por Fidel Castro, Ernesto “Che” Guevara y Camilo Cienfuegos, se concretó en él en su alistamiento en la frustrada invasión interamericana a la República Dominicana del Dictador Rafael Leonidas Trujillo. A última hora, por razones que no vienen al caso, Mariño no participó en la expedición. Todos los invasores murieron en circunstancias aún oscuras, a manos el ejército del dictador. Mariño salió del frente guerrillero en 1966 a tratarse una grave afección. Va a Europa, Rusia, China y Vietnam del Norte, que por entonces soportaba el bombardeo norteamericano. El valor de los vietnamitas lo admiró grandemente. En 1968 regresa a Venezuela. En el conflicto sobre la orientación de la lucha armada que para entonces había distanciado a Douglas Bravo del Partido Comunista, Mariño se somete a la línea del partido y se va a una columna guerrillera obediente al partido en el Estado Portuguesa, el llamado Frente “Simón Bolívar”. Allí permanece hasta finales de 1969 cuando es hecho prisionero en Caracas. En 1971 sale de la prisión y se separa del Partido Comunista. 

     Baudilio Loyo, formó parte del Comando del Frente “José Leonardo Chirino”. Nació en Santa Cruz de Bucaral en el Estado Falcón en 1933. Es primo hermano de Douglas Bravo. Fue militante de Acción Democrática y como tal participó en la lucha clandestina contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. En 1960, pasó a formar filas en el MIR a consecuencia de la división de AD. Entonces era estudiante de derecho en la Universidad Santa María, en Caracas; estudios que nunca culminó. A pesar de su militancia mirista se relaciona con su primo Douglas para la acción guerrillera. Inicia las exploraciones preparatorias, en 1960, en las montañas de Iracara y Santa Cruz de Bucaral. Estuvo activo en el frente guerrillero hasta 1965, cuando viaja a Cuba a realizar cursos militares. Regresa en 1968. Cae preso en ese mismo año hasta 1969. No se integra a la guerrilla y se separa de toda militancia. En la actualidad posee una pequeña pero muy surtida y rentable bodega en Barquisimeto. De eso vive. Actualmente no realiza ninguna actividad política. 

     Carlos Portillo Pirela se incorporó al Frente “José Leonardo Chirino” en 1964. Posteriormente fue nombrado Comandante del Destacamento guerrillero “Gustavo Aranda”. Su actividad política se había iniciado en 1963 cuando se incorpora al MIR. Nació en Santa Bárbara del Zulia, hijo de un hacendado de esa región. Su educación es la correspondiente a un joven procedente de una familia acomodada. Estudia la primaria en Mérida, en el Colegio San José de los Jesuitas; secundaria, en Bogotá; Ciencias Políticas en la Universidad de Chile. Durante el período de la lucha armada realiza en Cuba estudios militares. En 1966 es detenido en Caracas y en el 68 va al exilio. Vivió en Italia, Alemania, Francia y otros países europeos. Regresa a Venezuela en 1970, acogido a la pacificación del Presidente Rafael Caldera. Actualmente es Gerente de Recursos Humanos de Corpozulia y es propietario de una finca en La Planicie, en Maracaibo. No participa en ninguna actividad política, aunque se siente todavía vinculado afectivamente a los movimientos revolucionarios. 

     Noel Sirit fue combatiente de un destacamento urbano que actuaba fundamentalmente en la ciudad de Coro, y en coordinación con las guerrillas rurales. Fue militante en la Juventud Comunista. Es miembro de una familia de las más antiguas de Coro, de grandes comerciantes. Su padre fue Presidente del Concejo Municipal de Coro durante los diez años de la dictadura perezjimenista. En 1964 cayó preso en una operación de la guerrilla urbana, en el asalto a la Escuela de Comercio de Coro para obtener medios de financiamiento. Permanece en la cárcel de Maracaibo hasta 1967. Luego se incorpora a tareas de la organización de la Juventud Comunista; llega a ser Secretario General de la Juventud Comunista y miembro del Buró Político del Partido. Actualmente forma parte del grupo disidente del Partido Comunista denominado Unión Patriótica que lideriza Radamés Larrazábal. Es abogado y trabaja en la Consultoría Jurídica de la Universidad Central de Venezuela. 

     Ignacio de Jesús Goitia “El Pichirilo”, en 1962 se incorporó al frente guerrillero “José Leonardo Chirino”. Es natural de Cumarebo, Estado Falcón. A la caída de Pérez Jiménez, en 1958, se incorpora a la Juventud Comunista en su pueblo natal. Perdió una mano durante una operación en la cual le explotó una mina. Sucedió en 1963. En el Hospital de Cumarebo a donde fue llevado a recibir atención médica fue detenido por la DIGEPOL. Permaneció detenido en la Cárcel de Maracaibo hasta el año 1968, cuando fue exiliado por el gobierno de Leoni. Estuvo en Suiza, Checoslovaquia y la Unión Soviética. Regresa a Venezuela en 1969, acogido a la política de pacificación del gobierno de Rafael Caldera. En 1974 se alistó en el sector disidente del Partido Comunista denominado Vanguardia Comunista que liderizaron Guillermo García Ponce, Eduardo Machado y Juan Vicente Cabezas, entre otros. En 1978 fue electo diputado a la Asamblea Legislativa en el Estado Falcón y reelecto en 1983 por la Nueva Alternativa. Actualmente es chofer de un taxi y dirigente vecinal independiente en Punto Fijo. 

     Jesús Alberto Díaz Suárez, el “Gordo Cuchú”, se incorpora a la Juventud Comunista en 1959, siendo casi un niño, y participa en actividades contra la dictadura de Pérez Jiménez. En esas tareas ayudaba a su hermana mayor, también activista de la Juventud Comunista. Es natural de Coro, de familia holgada. Se incorpora a la guerrilla urbana en 1963. Lo detuvieron en ese año junto a Noel Sirit, en Coro. En 1964, funciona como correaje en la ciudad de Coro con el Frente Guerrillero “José Leonardo Chirino”. En 1965 se incorpora como combatiente en el Frente. En 1966 es detenido en Valencia y liberado poco después. Ese mismo año es detenido en Naguanagua donde convalecía de una herida sufrida durante una operación urbana. Permanece recluido en el Cuartel San Carlos, de Caracas hasta 1979, cuando es amnistiado por el entonces Presidente de la República Luis Herrera Campíns. Actualmente es propietario de una pequeña carpintería en Cagua, Estado Aragua. No realiza actualmente ningún tipo de actividad política. 

     Epifania Sánchez, “La Negra Aurora”, es de las pocas mujeres que estuvieron como combatientes en las montañas. Se incorpora a la Juventud Comunista a raíz de la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez. Nació en Oritopo, en el Departamento Vargas, del Distrito Federal. Por estar muy buscada por los cuerpos policiales, solicita ser enviada a las guerrillas rurales y se incorpora en 1962 al Frente “José Leonardo Chirino”. Allí permanece como Jefa de la Escuadra de la Comandancia, encargada de la seguridad de los comandantes. Participó en varios encuentros con el ejército. Estuvo en el frente hasta 1965, cuando la Comandancia considera la inconveniencia de las mujeres en el frente por ausencia de una política específica; las mujeres resultaron siempre fuente de problemas en los respectivos frentes. Regresa a Caracas para participar en actividades de apoyo a la guerrilla rural. Es detenida en 1966 y permanece en el Cuartel San Carlos hasta finales del gobierno de Raúl Leoni. Es confinada a La Guaira. Durante el gobierno de Caldera se le da libertad plena. Actualmente es obrera jubilada de la Universidad Central de Venezuela y no realiza ninguna actividad política. 

     Onésimo Medina, el “Negro Medina”, llegó al Frente “José Leonardo Chirino” a mediados de 1962. Anteriormente, a partir de 1961 comenzó a llevar y ocultar armas en la zona, con las cuales se dotó a los primeros combatientes. Se incorpora a la Juventud Comunista a raíz de la caída del dictador Pérez Jiménez. Nació en Curimagua, en la Sierra de Falcón, donde su padre poseía una pequeña finca productora de caña de azúcar y café. Su educación formal no superó la escuela primaria. En el Frente, fue comandante de un destacamento. Sufrió varias heridas en acción. En el año 1966 cae prisionero en Caracas y es conducido a la Cárcel de la Isla de Tacarigua. A finales del gobierno de Raúl Leoni es confinado a la Isla de Coche, hasta que durante el gobierno de Rafael Caldera se le concede la libertad plena. Hoy vive en Curimagua donde explota una pequeña finca de café, naranjas y aguacate. También es mecánico. Lee mucho, tiene una extensa biblioteca. Está totalmente apartado de cualquier actividad política. 

     Raúl Chirinos, se incorporó al Frente José Leonardo Chirino a finales de 1962. Militante del Partido Comunista desde 1956, participa en la lucha de resistencia contra la dictadura de Pérez Jiménez. El 23 de Enero de 1958 participó en la agitación de barrios y manifestaciones callejeras que precedieron a la caída del dictador. Estudió radiotelegrafía en la Escuela Nacional de Comunicaciones. En el Partido Comunista forma parte de un aparato especial de telecomunicaciones, y maneja una emisora para contacto directo con los revolucionarios triunfantes en Cuba. En 1961 cae preso junto con la emisora. Es al salir en libertad que parte para el frente guerrillero. A raíz de la separación del Partido Comunista de un sector dirigido por Douglas Bravo, a principios de 1966 se traslada a Caracas para incorporarse allí a las operaciones armadas promovidas por el sector disidente. En 1967 es detenido tras un tiroteo con la DIGEPOL. Herido, es trasladado al Hospital Militar de Caracas, donde permanece bajo atención médica durante seis meses. Ya repuesto lo trasladan al Cuartel San Carlos. Allí permanece hasta que en 1970 es indultado por el Presidente Caldera. Raúl Chirinos trabaja hoy en la Universidad Central de Venezuela como supervisor de personal del comedor universitario, continúa políticamente activo en el Movimiento “Tercer Camino” que liderizan Douglas Bravo y Francisco Prada. 

     Nicolás Jiménez Morales “El Nico”, se incorporó al frente en el año 1962. En 1956 partió para Buenos Aires a estudiar Ingeniería Eléctrica. Militó allí en el Partido Comunista Argentino. Después de la caída de Pérez Jiménez el 23 de Enero de 1958, regresa a Venezuela sin concluir sus estudios universitarios y se incorpora a las tareas de reconstrucción del partido en el Estado Falcón en donde nació, específicamente en la Capital, Coro. Su padre era comerciante, de fortuna considerable. Para desarrollar sus labores como organizador comunista se hace obrero petrolero desde 1958 a 1961 en la Compañía Shell de Venezuela, en Cardón, en el mismo Estado Falcón. En el frente guerrillero se especializó como explosivista y dirigió una fábrica de granadas y minas, en una finca cercana a la región montañosa. En esa fábrica es detenido a mediados de 1963. Permanece en la cárcel de Maracaibo hasta 1968, en que es indultado por el presidente Raúl Leoni. Actualmente sigue siendo militante y dirigente del Partido Comunista de Venezuela. Sueña con la reconstrucción de la Unión Soviética. 

     Ramón Martínez “El Gallinazo”, se incorporó al frente guerrillero “José Leonado Chirino” a mediados de 1963. En 1958 luego de la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez, se hace miembro de la Juventud Comunista, en Cabimas. Es natural de Toruno, un caserío al norte de la Sierra de Coro. Estudió tres años en la Escuela Técnica Industrial de Cabimas. Además de participar en las operaciones propias de la guerrilla rural, lo hace también eventualmente en operaciones de guerrilla urbana. Se encuentra en el Frente guerrillero hasta 1966 junto a Douglas Bravo. Ese mismo año es detenido en Caracas. Permanece preso en el SIFA, en el Cuartel San Carlos de Caracas y en el penal de la Isla de Tacarigua. Sale en libertad en 1969, por sobreseimiento de causa durante el mandato del Presidente Rafael Caldera. En la actualidad trabaja como marinero de un barco petrolero griego. Ha sido también taxista, sereno, etc. Está apartado de toda actividad política. 

     Francisco Perozo “Salomón”, nunca estuvo en el Frente guerrillero rural, pero participó en la lucha armada como combatiente de la guerrilla urbana dependiente del “José Leonardo Chirino”, desde 1962. Anteriormente había participado en la lucha contra el dictador Marcos Pérez Jiménez, como militante del Partido Acción Democrática. En 1969 se divide el MIR y Perozo pasa a formar parte del Grupo Bandera Roja del cual se separa en 1972. En la actualidad tiene un bar, “Las Malvinas”, que expende licores después de las cuatro de la tarde. En las mañanas, vende pescado por la zona de Adícora, en el Estado Falcón. Participa activamente como independiente en las luchas vecinales

     Francisco Sosa, participó en el movimiento guerrillero urbano, en Caracas, como combatiente del Destacamento Livia Gouverner, y en el César Augusto Ríos, a partir de 1962. Al año siguiente se desplaza al Estado Falcón, para participar también en operaciones urbanas en coordinación con la guerrilla rural del Frente José Leonardo Chirino. Es militante de la Juventud Comunista desde 1958, a la caída del dictador Pérez Jiménez. A mediados de 1963 es hecho prisionero en Punto Fijo, en el asalto a la inspectoría del tránsito de ese lugar. Es trasladado sucesivamente a las cárceles de Punto Fijo, Coro, Churuguara y finalmente a la de Maracaibo. Permanece en esta última hasta mediados del gobierno de Leoni y se incorpora a la actividad legal en la Juventud Comunista en Caracas. Estudió luego periodismo y es locutor. Desde hace diez años vive en Mérida, donde ha hecho periodismo gráfico y radial. Participó corno candidato independiente para Alcalde del Distrito Libertador en la elecciones de 1995. Continúa su actividad política independiente. 

     Heberto Oráa Ramos, llegó al frente guerrillero “José Leonardo Chirino” en Enero de 1964 y permaneció allí de manera ininterrumpida hasta 1966 a raíz de la división del Partido Comunista, por la cual la dirección del Frente queda exclusivamente en manos del sector liderizado por Douglas Bravo. Es militante comunista desde la época de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Es médico, especialista en medicina interna. Ejerció su profesión como médico en la guerrilla, a la vez que participaba en operaciones militares. Actualmente es médico internista en el Hospital de Guanare. No tiente consulta privada. Continúa siendo hombre de preocupación política sin actividad ni militancia en ninguna organización.