domingo, 29 de noviembre de 2009

CAPITULO V 1. Comienza el plomeo




Todos los días desde el Cerro de La Vela, sede del Destacamento Urica del TO-4, “La Vieja” salía al amanecer con un convoy de 3 camiones tácticos M-35, arriba sentados en posición de contraemboscada iban 22 soldados, al atardecer regresaba con 22 soldados y no se cuantos guerrilleros muertos, ahí se los dejo le gritaba a “Camilote” y salía a buscar a no se cuantos más bandoleros que se les habían quedado en las montañas de Humocaro.

1. Comienza el “Plomeo”.
Para el mes de Julio de 1962 el ambiente era favorable para el desarrollo de las guerrillas en todo el territorio nacional, el pensamiento ideológico se centraba en el “inmediatismo” como una tesis válida para la insurgencia y para la instauración de un régimen de poder, con el cual ir posteriormente al socialismo y al comunismo en Venezuela.
“El inmediatismo” es el sello que imprime y marca el inicio de las actividades bélicas de las guerrillas en todos los frentes ya creados y consolidados en su aparato militar; FALCÓN será el emporio de la subversión armada en todas sus manifestaciones, en especial, mediante al instrumento contundente de la emboscada.
Hemos dicho en capítulos anteriores que en esa región se refugiaron los primeros focos de bandoleros desde Enero-Febrero de 1962, bajo la dirección eficaz de los jefes comunistas DOUGLAS BRAVO y TEODORO PETKOFF y para inicios de marzo, se le suma e (a) CHEMA SAHER, el hijo del Gobernador del Estado Falcón.
Al inicio de esos meses, las actividades de carácter bélico fueron escasas, el bautismo de fuego se realiza en las cercanías de AROA el 24 de Marzo de 1962, con el ataque al Puesto Policial de URACHICHE, arrojando un saldo de 5 bandoleros muertos, como consecuencia de esto, las fuerzas policiales acudieron y dominaron la situación.
Durante los meses de Enero–Abril, se desarrolla por parte del Ejército la “OPERACIÓN TORBES”, como consecuencia de ello los encuentros y las emboscadas se hacen más frecuentes, pero producen resultados modestos y sus consecuencias son mínimas para los efectos de control de área por una parte y para la liquidación de los bandoleros por la otra; casi en todas las escaramuzas los bandoleros intercambian disparos con las patrullas del Ejército, y simultáneamente emprenden la retirada rápida a través de la vegetación de los caminos que previamente habían seleccionado en dirección a algún lugar remoto, en el cual con antelación se había coordinado que se debería llegar como sitio de agrupamiento y de alivio.
A pesar de que los bandoleros ya se iban poniendo veteranos en las acciones de naturaleza bélica, no lograban estabilizar sus frentes, por otro lado, el comandante de la OPERACIÓN TORBES el Coronel HERACLIO ANZOLA ZAPATA solicita a la COMANDANCIA GENERAL DE LAS FUERZAS AÉREAS, que se le apoye en el desarrollo de las operaciones terrestres, mediante la acción de bombardeo sobre el sitio de PEÑAS BLANCAS, lugar donde se estimaba que se encontraban ocultos los bandoleros comandados por DOUGLAS BRAVO, LUBEN PETKOFF, MANUIT CAMERO y (a) CHEMA SHAER.
MagoyaDesde el poblado de PUEBLO NUEVO DE LA SIERRA, se observa con claridad en un día no nublado el despliegue geográfico de la SIERRA DE IRACARA, al fondo su perfil se contornea cubierto con el marco verde oscuro, que le da la vegetación arbórea del lugar, La calle Bolívar sube por el medio del pueblo y va a morir en una pequeña explanada, desde esa explanada, girando en círculo sobre los pies, podemos observar cercano al lugar el campamento permanente dentro del cual vivaquea un BATALLÓN DE CAZADORES o cualquier unidad que se requiera en el lugar para ser empleada en operaciones militares, este campamento posee una cerca de ciclón que la envuelve totalmente y dentro están alineados de dos en dos, cuatro galpones que son capaces de albergar en cuadras, una Compañía de Cazadores o de otra composición militar, al lado colindante con la cerca, existe una casucha vetusta, con paredes de barro pintada en blanco y azul, con techo de zinc, con una sola puerta y una sola ventana, es la casa de residencia de RAMON ELEGIDO SIBADA (a) MAGOYA[1]; arriba del cuartel existe una colina, la cual se extiende a lo largo y paralela al terreno que ocupa actualmente el cuartelito, esa explanada sobre la colina tiene la forma de un plato hondo de comer en vianda de mesa.
Desde esa colina y sobre la misma se encontraba para el 9 de noviembre de 1963 una BATERÍA DE ARTILLERÍA DE 105 mm, proveniente del GRUPO DE ARTILLERÍA SALÓM de MARACAY, esta batería tenía como misión realizar reglajes de tiro sobre la sierra y luego apoyar con numerosas concentraciones de fuego, a las operaciones de superficie que las Unidades de Infantería, Caballería, Infantería de Marina, de la Guardia Nacional y de los Cazadores realizarían en los días posteriores.
El objetivo de esa Batería era el área de PEÑA BLANCAS, la cual debería ser bombardeada el día escogido para la iniciación del cerco por parte de las unidades de superficie del DESTACAMENTO FALCÓN.
El área de PEÑAS BLANCAS, se puede ver con claridad desde la explanada descrita anteriormente, queda a unos 5 Km. del poblado de PUEBLO NUEVO DE LA SIERRA, es como un pañuelo blanco extendido entre dos montañas de las cuales, su trazo longitudinal queda perpendicular al eje que partiendo de PUEBLO NUEVO, se extiende hacia SIBURÚA y CORO. LAS PEÑAS en realidad es una explanada entre dos montañas, que les son contiguas; hacia atrás, se eleva un cerro de mayor altura, el cual se proyecta perpendicularmente desde el centro de la mencionada explanada en dirección oeste, parece ser que en el pasado sobre esa tierra y por el medio del abra que se hendía entre las dos montañas, pasaba alguna gran quebrada que se transformaba en una bella cascada en forma de cortina de agua y de neblina blanca, la cual desde el borde superior iba desprendiéndose y cayendo lentamente hacia el bosque que se desplegaba a sus pies, con el correr del tiempo, las aguas se fueron retirando, tal vez por acción de la mano del hombre en sus numerosas talas y quemas que realizaba en su alrededores o por los cambios climáticos que se han venido operando en los últimos años por toda la región del Estado FALCÓN. Al retirarse las aguas de su lecho, quedaron como recuerdo de su paso, las PIEDRAS BLANCAS que estaban en su fondo, estas son formaciones calcáreas y silícicas, que adoptan formas caprichosas y tienden a tomar la forma de una piedra del llamado juego de dominó, son en su mayoría monolitos impresionantes y de contextura regia, tal vez esa haya sido la razón por la cual los bandoleros las escogieron para poder escudarse y cubrirse detrás de las mismas, lo cierto es que la región a su alrededor y la misma constitución de las peñas antes descritas, hacían muy difícil el ascenso, normalmente las unidades que se enviaban en operaciones de reconocimiento hacia las mismas, tenían que afrontar el escalamiento de cerros casi verticales existentes entre su pendiente y dichas peñas, por otro lado, además de la dificultad del ascenso, se le sumaba la vegetación arbórea y semi arbórea que crece en forma profusa e impenetrable por todo el contorno y en dirección a la cima de la serranía, la cual se constituía en un serio obstáculo para el caminante que se atrevía a incursionar por entre la misma.
[1] RAMON ELEGIDO SIBADA (a) MAGOYA, C.I. 2.785.857. Campesino. Se incorpora a la guerrilla a los 17 años en 1963. Pasa a formar parte del destacamento de la Comandancia, participa en numerosos combates donde demuestra valentía y audacia. En el ataque al Puesto de El Paso (Falcón) es el primero en capturar armas y es ascendido por primera vez; rápidamente empieza a convertirse en un dirigente de la guerrilla con fuerte arrastre entre los campesinos. Después de la muerte de Miguel Noguera quien era el mayor líder o Jefe de las montañas en Falcón, sustituye en liderazgo a éste. Participa en la "Marcha de la Unificación hacia Los Andes" en enero de 1967. Cuando se produce la grave divergencia de Luben Petkoff con la Comandancia, Magoya junto a seis combatientes más se retira de la columna y viaja hacia Falcón. Desde allí dirige una carta a Douglas Bravo quien estaba en marcha hacia el extranjero manifestándole las causas de su separación de la columna de Luben, ya que Luben lo había calificado de "desertor". Pocos meses después Luben es quien acompañado de 24 hombres, abandona la FALN. En 1968 el destacamento de Magoya se une con el destacamento de Alí Rodríguez Araque y prosiguen la lucha librando importantes combates en un momento particularmente débil y que constituye un alivio al cercado destacamento de la Comandancia de Douglas Bravo. En julio de ese mismo año Douglas Bravo nombra a Magoya Comandante del Frente Guerrillero "José Leonardo Chirinos" cargo que desempeña hasta el final del Frente. En diciembre de 1968 fusila al dirigente agrario Luis Camacho en la población de Tapatapa en el Estado Falcón. En junio de 1969 una columna integrada por doce bandoleros entran a la población de Agua Linda del Estado Falcón y fusilaron al campesino Eliseo Pérez. En octubre de 1969 asalta el caserío Macaure de Falcón. En diciembre de 1969 sostiene enfrentamientos con militares del Ejército en la población de San Antonio a 38 Km.de Churuguara. En Diciembre de 1969 ataca a una patrulla de la Guardia Nacional en el sitio denominado La Lajita, cuando estos se desplazaban de Churuguara a la población de Aracua, Distrito Federación del Estado Falcón. En enero de 1970 participa en una reunión de Jefes guerrilleros que fue disuelta por el Ejército entre las parcelas 30 y 32 del asentamiento de Palma Sola entre Yaracuy y Falcón. En junio de 1970 comanda un grupo que asalta a una patrulla militar en la encrucijada del Distrito Bolívar, Estado Falcón resultando heridos dos soldados. Durante el año realizan varios asaltos y ataques. En febrero de 1971 intenta secuestrar al comerciante Julio Andrés López. En octubre de 1971 es positivamente identificado como el secuestrador de Javier Mogollón por quien cobraron Bs. 65.000. A mediados de 1972 dirige paros estudiantiles, asaltos a comercios, agresión a la Guardia Nacional y atentados a oficiales de alta graduación. El 01-6-1972 realiza una emboscada en "Loma Larga" a una comisión de inteligencia del Ejército. En noviembre de 1972 comanda un grupo de hombres armados toman la alcabala de Sabana de Parra, Estado Yaracuy. En diciembre de 1972 es reconocido en la UCV reunido con Gabriel Puerta y Jesús Márquez Finol (a) Motilón. En 1979 participa en asaltos a Bancos en Coro y Maracaibo. En 1986 es solicitado por el atraco al Banco Mercantil y Agrícola de Maturín. Pacificado en 1999. Acompaña como Jefe de Guardaespaldas a Guillermo García Ponce en el Comando Político de la Revolución.